Promotor:
Parquexpo, GERIL Investimentos imobiliarios, Lda. y SOMAGE PMG
Tipo de encargo:
Concurso mixto público-privado.
Arquitectos asociados :
Joao Paciencia y Ramon Collado.
Descripción:

EMPREENDIMIENTO PRÍNCIPE PERFEITO

Ver más fotos

El terreno tiene una forma semicircular, en anfiteatro, en el cual parece casi evidente la realización de un”cressent”, como lo indica la maqueta de volúmenes, expuesta en los locales de la EXPO. Pero por otro lado también parece evidente, urbanísticamente, la realización de una torre en el eje de la gran avenida , como fondo de la perspectiva. Por otro lado también parece oportuno la realización de una torre, para albergar un hotel de cinco estrellas, de ésta manera las habitaciones tendrán vistas panorámicas, o al río Tajo o a la ciudad de Lisboa, no tendría el mismo interés el hotel, si las vistas fueran sólo hacia los alrededores de un primer plano. Además de ser un proyecto singular, nuestra propuesta pretende ser un proyecto moderno (contemporáneo), transparente, pero guardando la intimidad en su interior, realizado con tecnología de vanguardia, respetando el medio ambiente: ahorro de energía (ver descripción fachadas doble piel). Con un diseño arquitectónico, desde su conjunto hasta el mínimo detalle. En el hotel con el diseño de un mobiliario adaptado, personalizado, para obtener el mejor confort, tanto en los espacios comunes como en los privados de las habitaciones. Un conjunto de calidad, con espacios y ambientes diferenciados: recepción, estar, restaurantes, bares, etc. Con espacios flexibles, funcionales, diáfanos y en consecuencia adaptables con tabiquería móvil, para encuentros, convenciones, seminarios, reuniones, etc. Espacios flexibles y modulables a voluntad , en particular en las oficinas. Proyecto urbano, con fácil acceso desde la plaza Príncipe Perfeito, con una calle peatonal semi-circular cubierta en el nivel 2, calle de las oficinas, a derecha e izquierda del hotel, desembocan en el “Atrium”, plaza central del proyecto, espacio protegido de ocho (8) niveles de altura, espacio “gótico” formado por la separación escalonada de las barras de habitaciones del hotel, en cuyos niveles inferiores se encuentran: restaurantes, bares, club-fitness, anfiteatro, tiendas, etc., Desde el exterior acceso con vehículo, con una entrada de parking independiente para el hotel y otra para el parking público. Los servicios de seguridad incendios y otros, acceden al hotel y a los dos edificios delanteros de oficinas, desde la plaza Príncipe Perfeito y a los dos edificios de oficinas del otro lado de la calle peatonal, desde el camino de servicio perimetral trasero. Los minusválidos acceden desde los tres edificios delanteros a cualquier edificio y también pueden acceder al camino perimetral posterior. El proyecto está abierto hacia el Jardim Urbano do Cabeço das Rolas, al “Atrium”, pieza central, alrededor del cual está organizado el hotel, penetra el jardín por el sur con una cascada de agua hasta el pie de los ascensores, con palmeras, creando un ambiente al lado del río que hace pensar en tierras próximas, pero también lejanas, un homenaje a gentes que navegaron abriendo nuevas rutas. El jardín se extiende al exterior y a su alrededor, en terrazas ajardinadas, con zonas de estar, etc., privilegiando las vistas, la tranquilidad, es decir, el confort. Los corredores de acceso a las habitaciones, desde los ascensores, con vistas al Atrium, son como balcones en cada nivel. Estos pasillos situados en la parte central, en los niveles superiores y de manera longitudinal del edificio, se abren también al exterior en sus dos extremos, en las fachadas norte y sur, es decir, desde cualquier espacio común existe una transparencia hacía el exterior. La superficie construida de las oficinas, desde la planta baja es del orden de 23.000.- m2 y la del hotel de 17.000.- m2 = 40.000.- m2: La planta tipo del hotel tiene quince (15) habitaciones, más una suite. En la parte posterior (sur), se pueden añadir hasta cuatro tramas de cuatro metros (4 m) hasta el límite del terreno, es decir, ocho (8) habitaciones más por planta, claro está adaptando la posición del núcleo de escalera – ascensores para continuar respetando las distancias máximas de evacuación, en caso de incendio.
Los edificios de oficinas, en total cuatro, están concebidos con un criterio de máxima flexibilidad, es decir, además de ser cuatro y en la superestructura con un funcionamiento de manera independiente, pueden estar comunicados con pasarelas que crucen la calle peatonal; cada nivel de cada edificio puede ser dividido hasta en cuatro partes independientes, desde el núcleo central de las escaleras-ascensores. En los núcleos centrales, además de albergar los ascensores y escaleras, se pueden localizar los locales técnicos, aseos, salas de reunión, archivos, etc. dejando libre el resto de la superficie de cada planta, para organizarlo como un “open espace”, o bien con las divisiones modulares desmontables, que se deseen y en el emplazamiento que se desee, siguiendo una modulación o trama internacional de 1,35 ml, modulación correspondiente también a las fachadas. La flexibilidad y adaptabilidad, está completada por la realización de las redes de instalaciones en suelo técnico, permitiendo conectar el mobiliario de despacho, en cualquier punto deseado. Al organizar la superficie de oficinas en cuatro edificios, además del interés de la creación del espacio urbano y de la flexibilidad de su compartimentación o división, permite también una construcción por fases si así se desea o bien si lo impone la comercialización. La calle cubierta, puede ser con paneles de vidrio, integrando en aproximadamente 50% de su superficie células fotovoltaicas (imagen de modernidad), que además de servir de protección de los peatones, tanto en invierno como en verano, pueden captar la energía de la luz, transformándola en luz eléctrica para iluminación nocturna. Consiguiendo, junto con las fachadas, una economía de energía (ver ayudas de financiación oficiales, incluso europeas). Las fachadas de doble piel de vidrio, en todo el ancho y altura de cada habitación del hotel y del conjunto de las fachadas de las oficinas, además de las cualidades de aislamiento térmico y acústico, permiten tener una transparencia hacia el exterior desde cualquier posición: de pie, sentado o acostado y en consecuencia un mejor confort visual. Las partes de vidrio rectangulares, están enmarcadas con mármol blanco, en los volúmenes escalonados inferiores del hotel y a su vez enmarcan el muro cortina de vidrio, ventanal a escala urbana en las fachadas este y oeste. La entrada principal del hotel, cuya forma puede recordar la proa de un barco, está enmarcada con un muro vertical ciclópeo blanco a la derecha y con un muro vertical de estuco rojo rubí a la izquierda. Las fachadas de los edificios de las oficinas están rematadas con un retranqueo, formando un ático plantado de dos niveles, dejando en el exterior una columnata entre dos frisos de aluminio lacado en color blanco.
En fin, es un proyecto con la ambición de realizarlo con todo el esfuerzo necesario, para conseguir el mayor confort interno y también con su relación al exterior.